Search
Martes, Octubre 22, 2019, 17:17

A estas alturas quizá ya seas conscientes de la importancia que tienen los neumáticos para la seguridad de tu coche y, por tanto, para la de las personas que viajan en su interior. Desgraciadamente, aún hay personas que ignoran que estos componentes esenciales para cualquier vehículo deben cuidarse convenientemente, no solo para prolongar su vida útil durante más tiempo, sino para evitar problemas y pequeños (o grandes) accidentes debido a la bajada de temperaturas y la aparición de la lluvia.

cuidados neumaticos invierno

Aunque hay cuidados especiales que deben mantenerse a lo largo del año, hay otros que son específicos de esta nueva época que ha comenzado recientemente. Para que queden lo suficientemente claros, desde nuestra experiencia como taller de neumáticos en Sevilla, los hemos recopilados todos en este artículo.

Revisión: ahora más que nunca es conveniente verificar que el neumático está en perfecto estado de revista. Hay que tener en cuenta que debido al frío la escarcha o el hielo se pueden hacer presente en la calzada. Además, la lluvia también supone un factor de riesgo muy importante. Recuerda que en nuestro taller podemos revisar tus neumáticos gratuitamente.

Presión: durante todo el año hay que controlar la presión de los neumáticos. Las marcas de fabricantes recomiendan hacerlo una vez al mes, aunque bien es cierto que muy pocas personas lo llevan a cabo. No obstante, es imprescindible realizarla en invierno dado que las bajas temperaturas pueden provocar que la presión disminuya considerablemente. Así pues, es conveniente revisarla y ajustarla a los indicadores recomendados por cada firma. Hay que recordar que esta operación debe realizarse con los neumáticos en frío.

Profundidad: en estos meses más que nunca hay que asegurarse de que la profundidad del dibujo de la banda de rodadura está por encima de 1,6 millímetros (lo mínimo establecido por la ley), puesto que de lo contrario los neumáticos no tendrán capacidad para expulsar el agua cuando atraviesen un charco de agua. Si el agarre de la rueda es malo, la seguridad del coche estará seriamente comprometida y es posible que al intentar frenar en una calzada mojada perdamos el control del coche. Desde Neumáticos Calonge recomendamos que el dibujo ronde, como mínimo, los 3 milímetros de relieve para estar completamente seguros y tener una distancia adecuada de frenado. Es conveniente tener en cuenta además que si se circula con una profundidad por debajo de lo permitido, los agentes de seguridad pueden imponerte una sanción económica nada despreciable.

Complementos de seguridad: quizá en Sevilla no haga tanta falta, pero en muchos lugares donde las temperaturas son más frescas es necesario contar con cadenas para conducir por calzadas nevadas. Lo importante, si se necesitan, es saber colocarlas adecuadamente para que cumplan con su función y eviten que el coche patine al contacto con el hielo. Actualmente en el mercado se pueden encontrar diferentes modelos de distintas marcas y precios. En nuestro taller de neumáticos podemos aconsejarte, si lo necesitas, sobre el tipo más adecuado para tu coche. Es preciso recordar que si vas a viajar en estos meses a zonas de sierra te hagas con unas si no quieres dejar de acceder a algunas carreteras de montaña. ¡Cuando las tengas colocadas deberás moderar la velocidad!

Neumáticos de invierno: en algunos países de Europa su uso es obligatorio durante el invierno ya que sus condiciones climatológicas son más agresivas que en España. Aunque son más caros que los neumáticos habituales, aportan mayor seguridad puesto que están fabricados con una goma especial de mayor resistencia y adherencia.

Si te preocupa la seguridad y piensas invertir en neumáticos que sirvan para cualquier época del año, una buena opción son los conocidos como neumáticos cuatro estaciones, aunque este tipo lo analizaremos convenientemente en otro artículo.

Martes, Abril 30, 2019, 17:35
El calor de la primavera parece que ha llegado para quedarse y con él la época más perjudicial para los neumáticos por dos motivos bien distintos. Por un lado, el buen tiempo anima a las personas a realizar viajes más largos, con lo que exponen a las cubiertas de sus ruedas a un mayor uso y, por consiguiente, a un mayor desgaste; y por otro lado, en estos meses el asfalto de la calzada puede alcanzar los 70 grados centígrados, lo que influye decisivamente en el deterioro de las gomas.

cuidar neumaticos calor

Para evitar que el tiempo caluroso termine afectando al estado de conservación de tus ruedas, desde Neumáticos Calonge, desde nuestra experiencia en la venta de neumáticos de ocasión en Sevilla, hemos recopilado los dos principales consejos que debes poner en práctica si quieres evitar el temido reventón.


La importancia de la presión adecuada


Nunca nos cansaremos de señalar que circular con la presión adecuada para cada estación del año es fundamental para prolongar la vida útil de los neumáticos. Los beneficios son numerosos: la conducción será más sencilla, se consumirá menos combustible, se evitarán reventones y se reducirá el riesgo de sufrir un pinchazo. Además, el desgaste será mucho menor.

En el caso de conducir con la presión baja, se corre el riesgo de que los neumáticos se calienten antes, mientras que si la presión es alta, el desgaste se acentúa sobre todo en la zona central de la cubierta, aparte de que las suspensiones del coche sufren mucho más al incidir en ellas con mayor violencia las irregularidades que pueda presentar la calzada.

Pero, ¿cómo saber cuál es la presión adecuada para mis neumáticos? Muchos son los clientes que nos exponen este problema cuando acuden a nuestro taller para una revisión gratuita de sus cubiertas. Hay que decir que los fabricantes tienen unas indicaciones para cada modelo de coche, pero habitualmente las dejan reflejadas en algún punto del coche (como en el interior de la puerta del conductor o en la ficha técnica). Si estás pensando en revisar tu mismo la presión, recuerda que hay que hacerlo con los neumáticos “en frío”, es decir tras haber recorrido no más de cuatro o cinco kilómetros como máximo.

Ojo con la profundidad. ¡Tiene multa!


Otro aspecto muy importante es controlar la profundidad del dibujo de las cubiertas. Si bien es en invierno cuando esta característica es vital para evitar el temido efecto “acuaplaning”, no hay que perder de vista que puedes llevarte una multa si conduces con neumáticos con un dibujo por debajo del límite legal de 1’6 mm de profundidad.

Como taller de neumáticos en Sevilla recomendamos efectuar el cambio de neumáticos antes de llegar a dicha medida, pues te expones, no solo a una sanción, sino a un problema de seguridad. Asimismo, si en estos meses tienes pensado hacer alguna escapada, revisa el estado de tus neumáticos antes y después de cada viaje, pues lo que empieza como una actividad placentera, puede convertirse en una experiencia llena de inconvenientes.

Revisar la profundidad del dibujo y la presión de las ruedas son dos operaciones muy sencillas que puedes incorporar a tu rutina habitual. ¡Es por tu seguridad!
Miércoles, Febrero 27, 2019, 08:45
Es conocido por todos los conductores que la forma de conducir influye en el consumo de combustible de nuestro coche. En estos tiempos en los que el precio del carburante se ha disparado y se pone el punto de mira, cada vez más, en la repercusión que tienen sobre el medio ambiente, es bueno reflexionar sobre los aspectos que ayudan a reducir el gasto para hacer un uso eficiente. Por ello, desde nuestra experiencia como taller de neumáticos en Sevilla queremos ofrecer algunas pinceladas sobre la relación entre los neumáticos y el consumo.

influencia neumaticos consumo coche

Lo primero que hay que tener en cuenta es que conocer la cubierta que colocamos es vital para tener todas las claves. Para ello no hay nada mejor que consultar la etiqueta que está visible en cada uno de ellos (en los países de la Unión Europea es imprescindible que cuenten con ella en una zona visible). Con esa información podremos extraer conclusiones sobre la eficiencia del consumo, la capacidad de adherencia y el grado de ruido que emiten.

La importancia de la resistencia


Respecto a la primera, que es la que ahora nos interesa, debemos señalar que los neumáticos que presentan una mejor eficiencia son los de la clase “A”, llamados así por pertenecer a la primera categoría de las siete existentes sobre la resistencia a la rodadura y el consumo de combustible. No obstante, hay que saber que cualquier modificación en la medida de la llanta (por motivos estéticos, por ejemplo) afectará a que el valor de esta resistencia varíe.

Esta resistencia no es más que la relación existente entre la energía invertida para el movimiento de la rueda y los factores externos que frenan dicho impulso. Algunos de estos elementos son la estructura o masa, el peso y la presión del neumáticos, entre otros. En cuanto al primero, es evidente que a menor volumen menor resistencia presentará y, por tanto, menor consumo hará falta para mover las ruedas. De hecho, los modelos de neumáticos diagonales (cada vez más en desuso) tienen un 20 por ciento más de resistencia de rodadura que los radiales.

Otro factor es la forma de la banda de rodadura, ya que según sea su flexión o deformación durante la conducción, la resistencia mencionada será menor (si el neumático es más rígido) o mayor (si hay una distorsión considerable). Asimismo, también es importante saber el tipo de caucho empleado, pues no todos son iguales. Para la confección de una cubierta habitualmente se emplean cauchos de butadieno, naturales y de butadieno-estireno; un relleno y un vulcanizante. Pues bien, los que menor resistencia ofrecen son los fabricados en la primera clase de goma, aunque en el mercado también podemos encontrar modelos Eco, los cuales ofrecen una resistencia de la banda de rodadura muy reducida, por lo que aunque su precio sea lago más caro que los modelos convencionales, a la larga, el ahorro económico provoca que sean más económicos. Si tienes cualquier cuestión sobre estos modelos, no dudes en pasar por nuestro taller de neumáticos en Sevilla para que te informemos de todos los detalles y valorar si son aptos para tu coche.

Por último, otro elementos influyentes son la presión y el desgaste. En cuanto al primero, es obvio que la falta de aire provoca que se deformen con más facilidad y presenten una mayor resistencia (de hecho se estima que una reducción de presión de 1 bar aumenta la resistencia en un 30%). Por otro lado, si bien es cierto que el desgaste de la banda de rodadura provoca que la resistencia sea menor, un deterioro excesivo conlleva la pérdida de adherencia y un mayor riesgo de accidentes. Además, si el daño es bastante grande el neumático se vuelve más rígido, lo que queda traducido en una mayor resistencia a la rodadura.
Martes, Enero 22, 2019, 17:18
saber medida correcta neumatico

La mayoría de nuestros clientes se han formulado esta pregunta alguna vez. De hecho, frecuentemente atendemos en nuestro taller de neumáticos en Sevilla a usuarios que llegan a nuestras instalaciones sin tener clara las características de la cubierta que deben colocar en su vehículo. Para ellos, hemos elaborado el presente artículo.

La importancia de saber la medida adecuada del neumático reside en que si no se coloca el correcto puede que no encaje bien en la llanta de la rueda, que se produzcan roces con otras partes o que no transmita correctamente la fuerza del motor. Además, hay que tener en cuenta que si circulas con un modelo que no sea correcto, no solo no superarás el examen ITV, sino que pondrás en peligro seriamente tu seguridad y las que conducen junto a ti.

Observa estas indicaciones

En un flanco del neumático se encuentran resaltados en relieve, junto al nombre del fabricante habitualmente, los parámetros o indicadores que describen las características de las piezas, ya se traten de neumáticos de ocasión o nuevos. Un ejemplo de código sería 195/60 R16 96W, el cual utilizaremos a modo de ejemplo en este artículo.

Anchura: corresponde al primer número (en este caso “195”) y correspondería a la medida del ancho del neumático expresada en milímetros. Generalmente, la anchura oscila entre los 125 y los 335 milímetros, aunque es imprescindible que los nuevos neumáticos no sobrepasen en ningún caso los 30 milímetros de diferencia respecto a los que sustituyen.

Altura: se trata de la segunda cifra que aparece en el código de la cubierta y se refiere al porcentaje de la anchura que equivale a la altura. Según el ejemplo, la altura del neumático sería de un 60% de la anchura (en este caso 117 milímetros).

Radial: la ‘R’ indica que se trata de un neumático radia, o lo que es lo mismo, construido a base de varias capas colocadas a partir de un punto central. Este modo contrasta con el modelo diagonal, en el que las capas se combinan de forma superpuesta y cruzada. Actualmente, la mayoría de piezas son del primer tipo.

Diámetro: tras la R aparece una cifra que corresponde a las pulgadas que mide el diámetro del borde del interior de la llanta, que generalmente oscila entre 10 y 23 pulgadas. En el ejemplo que nos ocupa este número sería el 16. Generalmente hay un 3% de margen respecto a las originales.

Carga: este número expresa la carga máxima que es capaz de soportar el neumático. Hay tablas estandarizadas que explican a qué cantidad corresponde cada cifra. En esta ocasión, 96 correspondería a 710 kilos. Por regla general, nunca coloques una cubierta cuyo índice de carga sea inferior al que sustituye.

Velocidad: es la última letra del código y sirve para indicar la velocidad máxima a la que se puede circular con ese neumático teniendo el coche en su carga máxima y con una correcta presión de inflado. El indicador oscila entre la A, que señala la más baja, a la Y, que supone la más alta.

Un sencillo truco es acudir, si todavía se cuenta con ellas, a las ruedas originales del coche para comprobar que el código coincide con el que aparece en el neumático que vamos a adquirir. En cualquier caso,  dicho registro también figura en la puerta del conductor además de encontrarse anotado en el manual del coche. Como última opción puedes consultar el código VIN (Número de Identificación del Vehículo) que generalmente se encuentra en el bloque del motor o en la base del parabrisas de la parte del conductor.
Miércoles, Diciembre 12, 2018, 11:25
La mayoría de las personas son conscientes de la importancia que poseen los neumáticos para la seguridad de su vehículo, como el elemento de unión del coche con la calzada y los responsables de mantener su estabilidad durante la conducción, pero no son tantas las que conocen la importancia de esta operación y cuándo es el mejor momento para llevarla a cabo. Para aclarar estas dudas, y desde nuestra experiencia como taller de neumáticos en Sevilla, queremos dedicar este primer artículo de nuestro blog a esta operación que realizamos a diario en nuestras instalaciones.


equilibrado ruedas

¿En qué consiste?


Básicamente, el equilibrado de ruedas consiste en acoplar correctamente la llanta con el neumático con el objetivo de que las fuerzas que se concentran en su rodaje no se transmitan en forma de vibraciones a la dirección, al salpicadero y al volante del conductor, sobre todo, al conducir a velocidades elevadas. Además, evita otros riesgos como ruidos y botes. Por ello, esta operación es esencial para no tener ningún sobresalto durante la conducción, ya que esta será más suave, así como para prolongar la vida útil de los neumáticos, pues su deterioro será menor.

No hay un momento determinado en el que haya que efectuar el equilibrado de ruedas, aunque sí hay indicadores que alertan de que algo no marcha bien y que, por tanto, hay que acudir a un taller de neumáticos en Sevilla. La principal señal es notar al conducir a una velocidad elevada, entre 90 y 120 kilómetros por hora, cierta vibración en las ruedas delanteras, por lo que si se conduce habitualmente por dentro de núcleos urbanos será más complicado de detectar. Si este temblor se produce en los asientos traseros, es muy posible que el desajuste se produzca en las ruedas de la parte de atrás.

Hay que indicar que el equilibrado de ruedas debe ser realizado por profesionales que cuenten con la experiencia que se requiere en este tipo de operaciones, pues de su resultado dependerá la salud futura de componentes importantes del coche como amortiguadores, suspensiones, llantas, dirección y la transmisión y, por supuesto, los neumáticos que podrán sufrir un desgaste irregular con la consiguiente falta de adherencia.

¿Cómo se realiza?



Sistemáticamente, en Neumáticos Calonge realizamos este trabajo cuando llevamos a cabo cualquier desmontaje de llantas y ruedas, bien para la sustitución de éstas o bien parar realizar cualquier otra operación mecánica que lo requiera. Por ejemplo, golpes con bordillos o realizar una conducción muy agresiva al coger baches o badenes, pueden provocar que sea necesario acudir al taller. En este sentido, hay que indicar que no es lo mismo el equilibrado que el alineado de ruedas, ya que esta segunda labor se ocupa solamente de ajustar los ejes y el ángulo de las ruedas en paralelo de forma que durante la conducción el coche no tienda a escorarse hacia uno de sus lados, entre otros peligros.
Copyright ©2019 Neumaticos Calonge, All Rights Reserved